Hola que tal, hoy quiero hablarte sobre cinco lecciones sobre emprender que me ha dejado el correr como ejercicio, hace unas semanas tuve la oportunidad de hacerme un chequeo médico muy completo y quedo en evidencia mi falta de ejercicio.

El chequeo médico fue preventivo y parte de las recomendaciones para evitar futuros problemas de salud fue la práctica de 30 minutos de ejercicio al día.

Salí de la clínica pensando que tendría que dejar de hacer, de donde sacaría 30 minutos al día para ejercitarme y lo más difícil ¿qué tipo de ejercicio hacer? Sin tirar la toalla en el intento.

Después de meditarlo y evaluar varias alternativas decidí empezar con lo que tenía a la mano:

  • Mis tenis de correr

Así que el deporte que practico ahora es el correr y mientras corres tienes tiempo para pensar, para reflexionar, es un momento de concentración increíble, hay que evadir obstáculos en el camino (desde un charco hasta la mascota de otro corredor que se te atraviesa), mejorar la técnica, controlar la respiración, en fin es un momento realmente divertido.

 

Fue en esta nueva aventura que he aprendido las cinco lecciones que te platico a continuación:

 

1.    Empieza con lo que tienes ¡YA!

 

La lección número uno es empezar con lo que tienes, pero sobre todo empezar inmediatamente, lo antes posible, no lo postergues demasiado, no te paralices en la investigación, la reflexión y el análisis.

El éxito de un emprendedor depende de su capacidad de reacción o mejor dicho de su capacidad de acción, de la capacidad de actuar en el menor tiempo posible.

Como corredor no necesitas un equipo sofisticado para iniciar, ropa cómoda, un par de tenis y un motivo para comenzar es suficiente.

Como emprendedor no necesitas a cientos de personas trabajando contigo o para ti, un socio, grandes cantidades de dinero, ni renunciar a tu actual empleo. Una buena idea y acción es lo único que necesitas.

Comienza a trabajar tu idea, la idea en realidad es un problema que detectas alrededor de tu cliente, un miedo que quieres ayudarle a superar o resolver ya sea con un producto o un servicio.

Correr no es solo salir de casa y empezar a correr, antes de ello es importante estirar y calentar los musculo para evitar una lesión y al terminar también es importante bajar el ritmo cardiaco con una caminata y estirar nuevamente los músculos para evitar lesiones.

Desarrollar la idea o necesidad de tu emprendimiento es algo muy  parecido, si te avientas a la piscina sin saber nadar, lo peor que puede pasar es que te ahogues, pero como no quieres ahogarte, comienzas en la parte baja y conforme vas tomando experiencia y confianza te adentras a la parte profunda.

Así que antes debes investigar, determinar a quién vas a ayudar, etc. Pero recuerda la lección número uno empieza con lo que tienes ¡ya!.

 

2.    Constancia

 

¿Haz notado que un emprendedor exitoso es increíblemente constante?, si inicia un proyecto y fracasa, lo intenta de nuevo una y otra vez hasta que logra su objetivo.

Un emprendedor exitoso aprende de los obstáculos que encuentra en el camino, cambia de ruta y se mantiene en el camino, hace ajustes y se adapta al entorno  hasta lograr su objetivo.

Salir a correr el fácil, pero salir a correr con lluvia, cuando hace mucho frio, en la obscuridad muy temprano por la mañana o por la noche después de salir de la oficina, o no poder correr por una lesión, lo hace más complicado.

Es necesario adaptarse al entorno, buscar otro horario para evitar la lluvia o conseguir ropa impermeable, cambio de mentalidad para que el frio o la oscuridad no sea un impedimento, desafortunadamente una lesión si necesita reposo y tratamiento pero una vez recuperado estás listo para salir a correr nuevamente.

Sin embargo el secreto detrás de la constancia está en la actitud, en tu forma de pensar y afrontar los obstáculos, cuando inicie el blog de finanzas y emprendedores me aterraba y aun me causa algo de temor hoy día lo que la gente pensaría de mis artículos, si les gustarían o no, ese fue solo uno de tantos pensamientos que me invadieron cuando inicie el blog.

Sin embargo hay un dicho que dice:

“Más vale paso que dure y no trote que canse”

la constancia va más allá de hacer las cosas, es hacerlas bien aunque te lleve un poco más de tiempo.

Ser  constantes en la consecución de nuestras metas reportará mejores resultados que grandes esfuerzos poco frecuentes.

 

3.    Mide tu progreso

 

Saber en dónde comenzaste y que tanto has avanzado solo es posible si controlas, mides y analizas tus resultados.

Inicie con treinta minutos al día que en realidad eran 15 minutos corriendo por que me tomaba 5 minutos para el pre calentamiento y otros cinco para el post estiramiento dando más menos los 30 minutos.

Sin embargo a medida que fui avanzando y comencé a tomar el tiempo por vuelta me di cuenta que ya le baje dos minutos a mi tiempo total por lo que ahora estoy corriendo 17 minutos, he notado también que el pre y post calentamiento lo hago en semiautomático, ganando así unos minutos más.

La lección es que hay que llevar métricas que te permitan determinar el avance en tu emprendimiento.

Por ejemplo mido mis avances en el blog mediante objetivos:

Objetivo semanal: Compartir información con la comunidad una vez a la semana

¿Cómo?: Publicar una entrada, enviar un boletín, noticia por correo o en el blog a la comunidad.

Tengo un registro donde anoto si cumplí con mi objetivo semanal o no y cada quince días analizo mis avances y determino la ruta a seguir para cumplir con los objetivos no alcanzados.

 

 4.    Sal de tu zona de confort

 

En algún momento salir a correr para mí no tenía sentido, correr me parecía aburrido, sin embargo ahora que lo practico es todo un reto y cada día me obliga a salir de mi zona de confort, al principio duele y mientras corro mi cabeza dice que pare, que no vale la pena el esfuerzo, ¿por qué hago esto?

Mientras tengo esta conversación interna me doy cuenta que ya estoy corriendo de regreso, después de todo valió la pena, supere mis pensamiento limitantes y jamás me detuve, me supere a mí mismo e incluso rompí mi marca.

Cuando comencé mi blog pocas personas lo entendieron, incluso hoy pocas personas lo entienden, he recibido fuertes críticas de gente que no está de acuerdo con mis articulos, sin embargo sigo escribiendo, estoy en la búsqueda de mi estilo y cuando lo encuentre nada ni nadie podrá detenerme.

Emprender te saca de tu zona de confort constantemente y eso lo hace tan divertido, al igual que correr, llegar más lejos, ser más veloz, es divertido y cada día es diferente al anterior aunque corra siempre el mismo camino.

 

5.    Disfruta los pequeños éxitos

 

Disfrutar los pequeños avances es la quinta lección que aprendí de emprender y correr, cuando cumplo mis objetivos la sensación de felicidad es increíble, terminar de escribir este post me motiva a escribir una nueva entrega para la siguiente semana.

Me atrevo a decir que disfrutar el camino en lo más importante en cualquier cosa que hagas, piénsalo, si estás haciendo algo que no te gusta jamás sentirás esa felicidad dentro de ti, difícilmente experimentaras la satisfacción de tus avances.

Disfruta desde el más pequeño avance como tener el nombre de tu empresa o tu primer venta, hasta el más grande como convertirte en el líder de tu propia empresa.

 

“El último 10% que lleva lanzar algo requiere la misma energía que el primer 90%” Rob Kalin

 

Ya para terminar ¿Qué te parecieron estos 5 aprendizajes que me dio el empezar a correr y el emprendimiento?

¿Alguna lección más que me quieras dejar? Por favor usa el área de los comentarios abajo para dejarme tu mensaje. Gracias de antemano.

 

Opt In Image
DOMINA TUS DEDUCCIONES COMO UN EXPERTO NINJA:
  • ¿Cómo diferenciar una deducción autorizada de una deducción personal?
  • ¿Cómo cumplir con los requisitos para deducir un gasto?
  • ¿Cómo definir la lista de gastos según la actividad?
  • ¿Cómo deducir las inversiones?

Suscríbete para recibir tu acceso.

 

 

Introduce tu correo y descarga un avance de la "Breve Guía para Dominar tus Deducciones".

Confirma tu correo y disfruta tu acceso