Si.

Hay gastos que muchos de mis clientes deducen incorrectamente.

Que muchos profesionales independientes y pequeños empresarios deducen incorrectamente.

Y que yo mismo los pase como deducibles incorrectamente en mis inicios…..

Y…..no pasa nada.

Involucrarte en tus impuestos implica un proceso de aprendizaje, de aciertos y fallos.

No te preocupes.

Hoy vas a descubrir el top cinco de los errores frecuentes al deducir tus gastos….y como evitarlos.

Si dominas tus deducciones definitivamente vas a pagar menos impuestos.

Así de claro.

No puedes hacerte una idea de la cantidad de negocios que desconocen lo que pueden deducir.

Quizá pienses que tú no estás en ese grupo y que conoces a detalle los gastos que puedes deducir…

Las preguntas que tienes que hacerte son:

  • ¿Sabes la diferencia entre una deducción autorizada y una deducción personal?
  • ¿Cuáles son los requisitos para aplicar la deducibilidad?

Estoy seguro que en este momento estas respondiendo con un rotundo SI.

Por que a estas alturas ya tienes (si no la guía completa) al menos, el avance gratuito de la breve guía para dominar tus deducciones.

Pero te apuesto una cerveza a que desconoces el verdadero poder de las deducciones y en qué momento utilizarlas….que es lo realmente importante.

Y entonces vienen los errores.

Nunca olvides que:

HACER UNA DEDUCCIÓN SIGNIFICA RESTARLE GASTOS A LOS INGRESOS

 

Cuando tus gastos se restan de la base de ingresos la consecuencia natural es pagar menos impuestos.

Puedes hacer dos tipos de deducciones

  1. Deducciones autorizadas.

Son los gastos estrictamente indispensables para obtener los ingresos referentes a tu actividad; un gasto necesario, que de no llevarse a cabo afectaría de manera negativa el curso normal de tu actividad.

Las deducciones autorizadas son los gastos relacionados con tu actividad y sirven para el cálculo de la declaración mensual.

 

  1. Deducciones personales.

Las deducciones personales son los gastos que realizas con el fin de proteger tu persona y la de tus familiares directos.

Dichas deducciones son aplicables para cualquier persona física y para cualquier régimen fiscal en que tribute.

Las deducciones personales únicamente pueden aplicarse para determinar el ISR del ejercicio.

¡NO LO HAGAS!

Error # 1

Deduces gastos como la despensa, teléfono de tu domicilio particular, la ropa de tus hijos, comidas con la familia, entre otros.

Que hacer:

Limítate a deducir únicamente los gastos estrictamente indispensables para realizar tu actividad empresarial y/o profesional.

 

Error # 2

Deduces gastos de los cuales solo tienes un ticket o nota de compra.

Que hacer:

Las notas de remisión, nota de venta o tickets no son suficientes para deducir un gasto.

A estas alturas del partido si no cuentas con un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) del gasto, compra o inversión, dicha erogación no es deducible.

Busca proveedores que emitan CFDI para deducir tus gastos compras o inversiones.

Error # 3

Deduces gastos con comprobantes expedidos a nombre de otra persona o pagados por otra persona.

Que hacer:

Ya sabes que para deducir un gasto es necesario un CFDI.

Usa el sentido común, cualquier CFDI que quieras deducir debe contener tus datos fiscales, repito, tus datos fiscales.

¿Parece obvio no? Aun así he recibido CFDI a nombre de otra persona con el argumento de “El gasto fue mío porque se pago con mi dinero, pero mi amigo o familiar pidió la factura con sus datos”

Evita también hacer gastos, compras o inversiones con la tarjeta de un familiar o amigo.

Si necesitas dinero.

Que te haga un préstamo mediante una transferencia a tu cuenta.

Y entonces si…..haz tu gasto, compra o inversión pagando directamente con tu tarjeta de crédito o debito asociada a tu actividad empresarial o profesional.

 

Error # 4

Deduces la compra de un automóvil y los gastos relacionados con el mismo, cuando usas el vehículo para fines personales o familiares.

Que hacer:

Si eres de los “afortunados” que tienen más de un automóvil.

Solo puedes deducir el vehículo que sea estrictamente indispensable para cumplir con el propósito de tus actividades empresariales o profesionales.

Se considera una práctica fiscal indebida deducir la adquisición de un vehículo y los gastos relacionados cuando este se da en comodato a un tercero.

Porque es el tercero quien lo utiliza en el desarrollo de sus actividad y no el tú, que eres quien se beneficia de la deducción.

Comodato. Es un contrato por el cual uno de los contratantes se obliga a conceder gratuitamente el uso de una cosa, con la obligación de restituirlo después de terminado el uso.

 

Así que considerando lo anterior evita deducir los gastos del vehículo de tu esposa, tu hijo, u otros que no sean estrictamente indispensables para tu actividad.

 

Error # 5

Utilizas tus deducciones personales en tu declaración mensual.

Que hacer:

Ya comente la diferencia entre una deducción autorizada y una deducción personal.

Así que deja fuera de tu declaración mensual los gastos por honorarios médicos, dentales, gastos hospitalarios, de funerales, donativos, etcétera.

Lleva un registro y control de tus deducciones personales para tu declaración anual.

Ahora está en tus manos tomar acción y evitar los cinco errores frecuentes al deducir tus gastos.

Comparte en los comentarios ¿has caído en alguno de los cinco errores? ¿Qué has hecho para corregirlo?

 

E-book_Tablet 700

Suscríbete para recibir tu acceso.

 

 

Introduce tu correo y descarga un avance de la "Breve Guía para Dominar tus Deducciones".

Confirma tu correo y disfruta tu acceso