La deducción de un teléfono móvil es un tema que sigue generando dudas al momento de decidir si es un gasto o una inversión

Gasto o inversión

  •  Gasto. Es el pago por un bien o un servicio que afecta el resultado solo del ejercicio en que es utilizado.
  • Inversión. Es el pago por un bien (tangible) que afecta el resultado del ejercicio en el que es utilizado y en los ejercicios siguientes.

Hoy en día la vida útil promedio de un teléfono móvil ronda los 15 meses, lo que lo ubicaría como una inversión del tipo activo fijo, salvo cuando por condiciones específicas de contratación del servicio o especificaciones técnicas del equipo se considere la vida útil menor a un año entonces se ubicaría como un gasto deducible.

Deducible como activo fijo

Considerando entonces que tu teléfono móvil tiene una vida útil mayor a un año, procede la deducción como activo fijo aplicando la tasa de depreciación anual correspondiente.

En la ley no existe una tasa de depreciación específica para la deducción de un teléfono móvil o celular, pero por las características podría ubicarse en las siguientes:

  • Equipo de oficina, con una tasa de 10%
  • Computadoras personales de escritorio y portátiles, con una tasa de 30%

Artículo 34, LISR.

 

  1. Considéralo un equipo de oficina cuando las funciones del teléfono móvil sean básicas, simplemente lo ocupas para llamar y/o enviar mensajes de texto.
  2. Un teléfono inteligente sin duda alguna tiene capacidades más avanzadas por lo que se le puede comparar con tu laptop o tu tableta, asi que los depreciaras a una tasa del 30%

¿Y si lo vendo, lo pierdo o me lo roban?

En caso de que lo vendas, lo pierdas, te lo roben o esté tan viejo que deje de funcionar tienes que darlo de baja de tu contabilidad y en ese momento (ejercicio fiscal) deducirás la parte no deducida.

 

Conclusión

En conclusión para determinar si lo deduces como un gasto o una inversión debes considerar las características del teléfono así como su vida útil. Si de plano lo cambias cada año considéralo un gasto, de lo contrario deberás deducirlo mediante depreciación aplicando el porcentaje correspondiente.

En caso de pérdida, robo venta o baja por obsoleto podrás hacer la deducción del monto pendiente por deducir.

 

 

 ¡Disponible Ya!

Breve Guía para Dominar tus Deducciones

Por cierto si estas en el régimen de incorporación fiscal (RIF), este tipo de gasto lo deduces como un gasto, ya que no te aplica en ningún caso la depreciación.

 

E-book_Tablet 700

Suscríbete para recibir tu acceso.

 

 

Introduce tu correo y descarga un avance de la "Breve Guía para Dominar tus Deducciones".

Confirma tu correo y disfruta tu acceso