La discrepancia fiscal involucra a todas las personas físicas que realizamos erogaciones, tenemos una chequera, una tarjeta de crédito, compramos un automóvil, una casa o departamento, usamos los servicios públicos, ahorramos para el futuro, etc. Ya no existen cuentas bancarias fiscales y no fiscales, todas son fiscalizables, pues el secreto bancario es cosa del pasado.

¿Qué es la Discrepancia Fiscal?

La discrepancia fiscal es la diferencia entre el exceso de egresos no justificados contra los ingresos declarados de una persona física.

La ley entiende que para satisfacer dichos gastos tuvo que haber un ingreso por lo que dicha diferencia se debe a un ingreso no declarado. Todo lo relacionado a la discrepancia fiscal lo encuentras en el Artículo 91 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

  • Es aplicable únicamente a las personas físicas, inscritas o no en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

En muchos de los casos la autoridad determina ingresos omitidos pero la gran mayoría de las veces se trata de préstamos, créditos bancarios, traspasos del propio contribuyente, por ello debes poner atención a tus ingresos y gastos para tener la mayor transparencia posible en tus operaciones.

¿Qué debo considerar como un Ingreso y que como una Erogación (gasto/egreso)?

 

Ingresos

  • Salarios, honorarios, rentas, intereses, venta de bienes inmuebles, dividendos, etc.
  • Premios en rifas, sorteos, loterías.

Erogaciones (gasto/egreso)

  •  Los gastos.
  • La adquisición de bienes muebles o inmuebles.
  • Los depósitos en cuentas bancarias o en inversiones financieras.

No se tomarán en consideración:

  • Los depósitos que el contribuyente efectúe en cuentas que no sean propias
  • Ni los traspasos entre cuentas del contribuyente o a cuentas de su cónyuge, de sus ascendientes o descendientes, en línea recta en primer grado.

¿Por qué debería interesarte el tema de la Discrepancia Fiscal?

La gran mayoría de los empresarios  creen  que con llevar una buena contabilidad y pagar los impuestos a tiempo, ya están cumpliendo con sus obligaciones fiscales. Sin embargo, descuidan el cumplir con sus obligaciones personales en materia tributaria, ni siquiera se imaginan que sus erogaciones deban guardar una relación directa con los ingresos que declaran al SAT.

 

Para gestionar adecuadamente las Finanzas de Tu Empresa tienes que empezar con tus Finanzas Personales

 

No atender el tema de la discrepancia fiscal, puede llegar a tener graves consecuencias, pues además de las económicas, podría darse el caso de pérdida de la libertad, debido a que esta figura es equiparable al delito de defraudación fiscal, la cual implica pena corporal.

Este no es un tema nuevo (tienen antecedentes desde los 80´s) pero ha tomado relevancia debido a las reformas recién aprobadas:

  • Las Personas Físicas que hayan abierto una cuenta a su nombre en las entidades del sistema financiero o en las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, en las que reciba depósitos o realicen operaciones susceptibles de ser sujetas de contribuciones, también deberán solicitar su inscripción en el RFC.

 Consulta el Artículo 27 del Código Fiscal de la Federación (CFF) para más detalles.

 

¿Cómo determina la autoridad si existe Discrepancia Fiscal?

Para la autoridad es relativamente fácil determinar una discrepancia fiscal para las personas inscritas o no al RFC o que no declaran:

  • Basta con saber a cuánto ascienden sus consumos en tarjetas de crédito o débito.
  • Que autos compra o,
  • Si adquieres alguna propiedad.

El fisco cruzara información con los bancos para determinar la discrepancia fiscal de:

  • Erogaciones efectuadas por cualquier persona física con tarjetas de crédito.
  • Adquisiciones de bienes.
  • Depósitos en cuentas bancarias y en inversiones financieras.

La información que brinda el banco a la autoridad no es su única fuente de información, la obtiene también  a través de las declaraciones informativas que por obligación deben hacer:

  • Notarios.
  • Arrendatarios.
  • Quienes pagan sueldos y/o dividendos.
  • De operaciones con Clientes y Proveedores.
  • De los auditores externos y dependencias de gobierno.
  • Información de compañías de servicios como luz, teléfono,
  • Padrón de las AFORES, IMSS e INFONAVIT
  • El mismo contribuyente tiene la obligación de informar el monto de sus ingresos, incluyendo préstamos, donativos, intereses y premios.

La autoridad cuenta con herramientas suficientes de cruce de información para detectar condiciones de discrepancia fiscal en las personas físicas, y combatir a la economía informal, que de paso sea dicho, no solo se da en la calle.

 

Hasta aquí la primera parte de este importante tema

Suscríbete para recibir tu acceso.

 

 

Introduce tu correo y descarga un avance de la "Breve Guía para Dominar tus Deducciones".

Confirma tu correo y disfruta tu acceso