Quizá no lo habías notado pero también tienes hábitos financieros y tu estilo de vida se define por estos y otros hábitos.

Si deseas un estilo de vida financieramente saludable el secreto está en los hábitos, estos hábitos deben estar alineados con tus valores y objetivos.

 Antes que nada quiero proponerte tres  puntos para identificar y analizar:

  1. Identificar tus hábitos financieros para saber en dónde estás  y definir un punto de partida.
  2. Desarrollar Buenos Hábitos Financieros y Personales, para llevar a cabo un desarrollo exitoso y logar el estilo de vida que deseas.
  3. Mantener los buenos hábitos generados, disfrutar y compartir la satisfacción alcanzada y sobre todo la tranquilidad financiero que tanto anhelamos.

“Si eres consciente, constante y mantienes voluntad, desde el primer mes,  podrás disfrutar y compartir el resultado de tu esfuerzo”

 

Malos Hábitos Financieros….

¿Yo?

 

 1. Hábito Financiero de: “Vivir a Crédito”

Acostumbras comprar con la tarjeta, tienes la obligación de pagar un montón de cosas cada semana, quincena o mes. Tienes la intención de pagar en su totalidad e incluso lo planeas, cuando llegan las facturas pagas lo que puedes (el mínimo por lo general). El pago no es suficiente, la deuda crece, el ciclo se repite. Estas frustrado.

 

 Gastas más de lo que tienes, los intereses te ganan y simplemente no tienes con que pagar pero sigues comprando a crédito.

2. Hábito Financiero del: “Mes a Mes”

Tienes algo de dinero y lo vas gastando, se acerca el fin de mes y te preguntas: ¿En que se me fue el dinero?.

Eres presa del pánico ya que el dinero que tienes es mínimo pero no hay problema sobrevives como puedes, no es la primera vez que sucede (porque cada mes es lo mismo). A esperar que llegue nuevamente el pago del mes.

 

Gastas conforme lo necesitas, sin ningún propósito hasta que se acaba, este hábito es muy estresante.

 

3. Hábito Financiero del:  “Presupuesto Estático”

Utilizas un software para hacer tu presupuesto, lo recuerdas cada fin de mes para darle un vistazo a los reportes.

Tienes un presupuesto estático que revisas cuando las cosas ya sucedieron, no eres proactivo, puedes seguir viendo los hermosos reportes que arroja al final del mes y eso no cambiara nada.

 

4. Hábito Financiero del: “Mundo Perfecto”

Ganas $10,000 al mes, presupuestas tus gastos para todo el año ya que es lo mismo cada mes. Cuando un gasto inesperado llega, tu presupuesto perfecto se viene abajo.

El mundo no es perfecto y nadie es capaz de predecir al 100% lo que vas a gastar.

5. Hábito Financiero de: “¿Por qué molestarse?”

El mejor pretexto para no hacer nada es pensar que tus ingresos y gastos son pocos por lo que no merecen prestarles atención especial y mucho menos un presupuesto.

 Si no lo intentas no sabrás de que eres capaz, nunca sabrás si las cosas realmente podrían ser mejor. Sientes que no vale la pena el esfuerzo.

6. Hábito de “Mantener el equilibrio”

Tienes suficientes ingresos para salir adelante, revisas los saldos de tus cuentas y mantienes el equilibrio entre los ingresos y los gastos.

No tienes deudas pero tampoco tienes un ahorro significativo, tienes potencial, desarróllalo y llévalo a otro nivel ¿te atreves a mejorar tus finanzas?

 7. Hábito Financiero: “Sin Hábitos”

Definitivamente el peor de los hábitos, tienes dinero pero no sabes cuánto,  vas pagando tus deudas a medida que van surgiendo, tienes muchos gastos inesperados y el estrés terminara contigo.

Cuando ignoras los problemas, se hacen más grandes. Finalmente todo se colapsa (incluyéndote), estas a tiempo de implementar una solución.

8. Hábito Financiero:  “Lo hago y lo dejo, lo hago y lo dejo”

Lo intentas una vez y no funciona así que lo dejas por un tiempo, lo intentas de nuevo porque las cosas siguen mal, estás seguro que esta vez será diferente y lograras algo grandioso.

Tus hábitos deben guardar coherencia con tus valores, objetivos y esfuerzos, de lo contrario serás un barco a la deriva

 9. Hábito Financiero de: “Espero que me alcance”

No tienes idea si hay un peso en tu cuenta bancaria, imaginas que si porque, ¿no has gastado o no lo recuerdas?, utilizas una tarjeta y la rechazan, utilizas la otra y no hay fondos, la gente en la fila espera y tú también tienes la esperanza que una de las tarjetas tenga algo de efectivo

Aunque parezca increíble hay gente arriesgada e intrépida que hace las cosas con la esperanza de que algo o alguien estará hay para sacarles del apuro

Estos hábitos no te dan el control de tus finanzas. ¿Cuantos malos hábitos financieros tienes, descubriste nuevos, con cuántos de estos hábitos te identificas?

Tomate tu tiempo, reflexiona, como te comportas con el dinero, ¿Quién controla a quién?

 

“La falta de control es una enfermedad, La conciencia es la cura”.

 

Suscríbete para recibir tu acceso.

 

 

Introduce tu correo y descarga un avance de la "Breve Guía para Dominar tus Deducciones".

Confirma tu correo y disfruta tu acceso